CREACIÓN ORGÁNICA DEL PERSONAJE

Construyéndolo desde adentro

Taller Intensivo:

Este taller está diseñado para que aprendas a construir personajes desde la organicidad, es decir, de adentro hacia afuera, tal como nos lo enseñaron los grandes maestros de la actuación Orgánica (El Método).

Iremos desde el establecimiento del Sí Mágico, hasta procesos de caracterización para la creación de personajes totalmente opuestos a ti ( los más interesantes)

¿QUÉ VERÁS EN ESTE TALLER?

  • La Actuación Orgánica. El Método
  • La Centralización
  • Asumiendo El Personaje. La Empatía
  • Creación de la Biografía del personaje  Estableciendo el Sí Mágico
  • Objetivos y acciones del Personaje
  • El Motor Principal del Personaje
  • Conexión Emocional
  • Conflicto Interno y Externo
  • Confrontación
  • Foto hablada
  • Caracterización con Animales

Duración: 1 mes y medio (6 jornadas de 2 horas c/u)

Total horas: 12

  • Taller Individual:

    Precio: 210€ / Promoción: 126€ (-40%)

  • Taller Grupal (Máximo 5 personas)

    Precio: 120€ / Promoción: 90€ (-40%)

ALGUNOS ACTORES Y ACTRICES CON QUIENES HE TRABAJADO

SILVIA SANABRIA

"Cuando iba a comenzar a grabar mi serie "Servir y Proteger", comencé a busca cosas de "El Método" y en esa busqueda de coach de actores, me encontré por casualidad a Clay..."

CARMELA LLORET:

"Clay hace un trabajo profundo del personaje y de la escena, te ayuda de manera práctica y concreta, definiendo los verbos de acción a cada momento, y te estimula a que ..."

ARLETTE TORRES

"Contar con la asesoría y entrenamiento de Clairet ha sido todo un plus para mi trabajo. Es una gran profesional; asertiva e intuitiva en sus indicaciones y sugerencias..."

DESGLOSE DE ESCENA

¿CÓMO INTERPRETAR UN GUION DE MANERA ORGÁNICA?

A continuación os presento un Taller que estaré impartiendo vía online sobre la interpretación de la escena, es decir, sobre cómo desglosar tu escena hasta logran entender todos los por qués de la misma, y poder trabajarla de una manera que sea totalmente maleable para tu director o directora.

Este Taller lo he a diseñado para que aprendas de manera totalmente prácticacómo se desglosa una escena de Teatro, Cine o TV en la Actuación Orgánica.

Aprenderás a realizar un análisis efectivo y funcional de manera intuitiva, que te llevará a entender en profundidad la escena y saber por qué suceden tales o cuales acciones, y así lograr una interpretación consecuente y llena de verdad escénica.

Además, este tipo de desglose se convierte en una herramienta que acelera el proceso de aprendizaje del texto escénico.

¿QUÉ VERAS EN ESTE TALLER?

  1. Mapa del Actor
  2. Estructural Lineal: Escena, Momento
  3. Estructura emocional: Tema, Personajes, Superobjetivos, Motivaciones,
    Objetivos, Acciones, Modificadores, Actividades
  4. Desglose detallado por acciones
  5. Las Circunstancias de la Escena
  6. Personaje – Biografía – El Sí Mágico
  7. Relación con “El Otro”
  8. Relación con el espacio
  9. Conflicto Externo y Conflicto Interno.
  10. Desglose en vivo y directo de una muy interesante escena.

Duración: 1 mes (4 jornadas de 2 horas)

Total horas: 8 horas

Para mayor información, escríbeme a: contacto@clayhernandez.site

  • Taller Individual

    Precio: 140€ / Promoción: 84€ (-40%)

  • Taller Grupal (Máximo 5 personas)

    Precio: 80€ / Promoción: 60€ (-25%)

SILVIA SANABRIA

"Cuando iba a comenzar a grabar mi serie "Servir y Proteger", comencé a busca cosas de "El Método" y en esa busqueda de coach de actores, me encontré por casualidad a Clay..."

CARMELA LLORET:

"Clay hace un trabajo profundo del personaje y de la escena, te ayuda de manera práctica y concreta, definiendo los verbos de acción a cada momento, y te estimula a que ..."

ARLETTE TORRES

"Contar con la asesoría y entrenamiento de Clairet ha sido todo un plus para mi trabajo. Es una gran profesional; asertiva e intuitiva en sus indicaciones y sugerencias..."

LA VERDAD EN ESCENA – TALLER GRATUITO

«EL MÉTODO»: LA VERDAD EN ESCENA

¿Qué es la Actuación Orgánica?

Es vivir, sentir y transmitir. Siempre lo resumo en esos tres verbos, porque es tener esa capacidad como actores de jugar -muy seriamente- las circunstancias del personaje y permitirnos vivirla sin actuar (sin fingir).

El trabajo de Stanislavski y su legado, que es tan especial para nosotros, que yo siempre digo que hay un antes y un después. Antes de Stanislavski, teníamos a estos actores acartonados quienes se preocupaban más en cómo se veían, cómo se escuchaban en escena, y el público seguramente no podía ver más allá de un actor que estaba recitando un texto.

En cambio, hay un después de Stanislavski, gracias a que su trabajo fue para darle al actor esa gran posición de creador.  Matar la figura del dictador/director o director/dictador, ya que hasta ese entonces el director era quién le decía al actor cómo, cuándo y qué tenía que hacer en la escena, es decir, desde mover una mano hacia la derecha o moverla hacia la izquierda y decir el texto en cierto modo. Lamentablemente, todavía hay directores así.

A raíz de este gran legado, los actores somos los creadores de nuestro personaje y eso es lo que nos hace entrar en empatia con él. Eso es lo que nos hace hacer una realidad de la ficción.

Stanislavski, que estudia el factor humano, es quien establece con ejercicios psicotécnicos cómo llegar y cómo hacer fluir emociones reales y sinceras, para dejar de un lado aquella cosa de fingir.

¿Cómo lo hace? A través de mucho estudio deja su legado, y establece sobre todo el término, a veces poco conocido, y que aún hoy en día tiene que estar muy activo en nuestras vidas: El Sí Mágico.

 

¿Qué es el Sí Mágico?

 El Sí Mágico es ponerse en las circunstancias del personaje. Ponerse en sus zapatos, haciéndose una pregunta particular y que nos va a dar respuesta de todo lo que está sucediendo en la escena.

 

¿Qué haría yo en esta situación?

 O sea, ponerme en los zapatos del personaje, pero no es una pregunta que simplemente voy a responder dentro de mi cabeza. Es una pregunta que debo responder probando, es decir, tengo que aprovechar para improvisar y probar.

¿Por qué? Siempre pongo este ejemplo que me ha servido muchísimo para poder explicarlo mejor, en una oportunidad estaba dirigiendo una actriz, cuyo personaje era una mujer casada a quien su marido le había sido infiel y ella lo había perdonado.

Cuando estábamos haciendo improvisaciones para probar el Sí Mágico, ella me dice que simplemente ella no lo perdonaría: “¿Qué haría yo en esta situación? No lo perdono y punto”.

A lo que le respondí que estaba entendiendo mal la pregunta, y por lo tanto la respuesta no la buscaba como debería ser.

La pregunta no es ¿Qué harías tú si tu esposo te fue infiel?

La pregunta es ¿Qué harías tú si tu esposo fue infiel y tienes que perdonarlo?

Porque eso es lo que le ha sucedido al personaje.

Entonces para tú saber cómo se pudo sentir ella, qué pudo haber pensado, qué pudo haber pasado -además de por supuesto conocer o realizar la biografía del personaje, las circunstancias, etcétera, es para que, a través de esa improvisación que vamos a hacer del Sí Mágico, tú puedas vivir en tu propia piel el acto de tener que perdonarlo sabiendo de su infidelidad. Para que puedas sentir qué pasa contigo, y ese “qué pasa contigo”, te hace entender mayormente el personaje.

 

La Formación Orgánica

La primera fase, que incluso le llamaron así los Maestros, es el “trabajo del actor sobre sí mismo”. Es comenzar a descubrirte, a encontrar esos bloqueos que todos tenemos. Cuando somos niños, somos mucho más instintivos pero sobre todo, somos muchos más orgánicos en saltar, caminar, correr, gritar, en señalar, en tocar cosas, pero la sociedad y/o nuestros padres nos van diciendo que hay cosas que no se deben hacer, que no puedes correr en la calle de cierta manera, que la voz no la puedes alzar así porque socialmente no se ve bien, etc. Nos vamos llenando de bloqueos que luego tenemos que comenzar a desbloquear.

 

Diferencia entre un actor natural y un actor orgánico

 El actor natural es aquel que puede trabajar un personaje, se aprende su texto y muy naturalmente lo dice y se le cree, pues lo dice con naturalidad. En cambio un actor orgánico, es un actor que realiza todo un proceso, que está entrenado para que no solamente se aprenda el texto y lo interprete de una manera realmente vivida, emotiva, visceral y por supuesto orgánica.

 

El Proceso:

 Existe un proceso que al cumplirlo, se obtienen resultados fabulosos con nuestro personaje: Te llega un papel (un personaje), lees, haces el desglose de la escena o de las escenas, creas las biografía del personaje, la cual es súper importante, y hay que hacerla en primera persona.

A veces hay actores que al pedirles la biografía del personaje, comienzan a contarla en tercera persona: “este personaje nació en… y a los 7 años le sucedió esto”.

Cuando les pido que la vuelva a hacer, pero esta vez en primera persona, que asuman que todo eso les sucedió a ellos, hay un cambio fundamental y se dan en cuenta del cambio por lo que sienten. No es lo mismo cuando vemos un personaje desde la distancia.

El actor debe permitirse “jugar” a que es esa persona, en las circunstancias que tiene el personaje, con esa vida.

Como cuando éramos pequeños y estábamos en un grupo  jugando y nos decían “ tú eres la enfermera y tú eres el que está enfermo”.  Nos permitíamos jugar sin prejuicios. Obviamente, éramos niños y no teníamos las herramientas para saber cómo realmente es el trabajo de una enfermera, pero ese rol de enfermera lo vivíamos al 100% hasta que decidíamos no seguir jugando.

De hecho, hay un ejercicio de entrenamiento actoral llamado “Monólogo de profesión”, es uno de los primeros ejercicios de mi taller de formación, que tiene que ver con ello. Les pido a los actores investigar sobre una profesión, que si no la conocen muchísimo mejor para que aprendan mayormente el proceso de investigación, y entrevisten a una persona que tenga esa profesión.

Por ejemplo, ya que estamos hablando de una Enfermera, la investigación para ese ejercicio consiste en entrevistar a una enfermera para conocer su día a día. No voy a buscar imitarla ni caracterizarla, ni hablar como ella, ni hacer sus gestos, porque estaría simplemente imitando, y ese no es el trabajo del actor orgánico, porque terminaría haciendo un cliché. Yo simplemente voy a asumir como propio todo lo que me diga la enfermera en la entrevista que le realicé sobre su oficio y su vida. Yo voy a asumir que su realidad es la mía.

Siempre tenemos personajes que tienen alguna profesión u oficio y si no está en la obra, pues yo como actriz voy a crearla, con el cuidado de que no sea contradictoria con la realidad del personaje, pero voy a crearla porque eso me hace ubicarme más dentro de su vida, y cuando yo sé un poco más de su vida y la asumo como si fuese mía, entonces todo lo que ese personaje vaya a padecer, a sufrir, a reír, a llorar, lo voy a hacer orgánicamente.

 

El Actor y el Personaje

 Muchas personas pueden pensar -quienes los conocen este oficio seguramente piensan también- que el actor simplemente aprende un texto, se viste de cierta manera (vestuario), se maquilla de cierta forma, se peina indiferente y ya con eso crea un personaje. Todos sabemos que es muchísimo más allá.

Para poder tener una empatía con nuestro personaje, tenemos que hacer una investigación, así sea que nuestro personaje sale un minuto en la obra o en la película, o si es el protagonista.

Stanislavski es quién establece aquello de que no hay personajes pequeños. Si nos toca entregar un sobre en una escena, nosotros tenemos entonces que investigar. Es decir, si te toca el día de mañana un papel de cartero, y aunque sean obvias sus actividades del oficio, debemos hacer una investigación para tener más detalles: ¿Cómo entrega una carta? ¿Cuál es el procedimiento? ¿Cómo es su trabajo diario? ¿A qué hora se levanta? ¿Cuántas horas al día le toca caminar? ¿Cómo es la interacción con la persona a quién entrega la encomienda?

Todo ello es lo que nos va a dar una propiedad y conocimiento, que cuando entreguemos el sobre, nadie va a no creer que seamos Carteros.

SILVIA SANABRIA

"Cuando iba a comenzar a grabar mi serie "Servir y Proteger", comencé a busca cosas de "El Método" y en esa busqueda de coach de actores, me encontré por casualidad a Clay..."

CARMELA LLORET:

"Clay hace un trabajo profundo del personaje y de la escena, te ayuda de manera práctica y concreta, definiendo los verbos de acción a cada momento, y te estimula a que ..."

ARLETTE TORRES

"Contar con la asesoría y entrenamiento de Clairet ha sido todo un plus para mi trabajo. Es una gran profesional; asertiva e intuitiva en sus indicaciones y sugerencias..."

Clairet Hernández

Actriz, Directora de Actores y Coach Actoral

EL ACTOR MALTRATADO

Síndrome del Actor Maltratado

 

Una vez escuché un dicho que dice algo así (palabras más, palabras menos): «si no lo logras como actor, métete a profesor», como si «lograr ser actor» tenga que ver con lograr fama o fortuna, y como si para ser profesor de actuación no sea mucho más adecuado primero que nada ser actor/actriz.

Sin embargo, este refrán me hace reflexionar sobre el tema, cuando me topo (y me ha pasado muchas veces, lamentablemente) con un Actor Maltratado por ese ser que debería, además de instruirlo, impulsarlo, apoyarlo y contagiarle pasión por la actuación, brindarle las herramientas necesarias para crearle confianza y seguridad.

Profesores de actuación, como en todos los oficios o profesiones, hay de muchos tipos. Es decir, hay quienes dan su vida y brindan su pasión por enseñar y ayudar en la formación de un Actor, unos con más o menos talento, con más o menos don de enseñanza, con más o menos experiencia, con más o menos pedagogía o con más o menos background.

Hay quienes deciden dar clases por muchas razones: pasión, vocación, experimentación, etc. Algunos simplemente deciden que es una manera más estable de ganarse la vida dentro del arte actoral.Todos de una forma u otra merecen respeto, y sobre todo aplausos, ya que es muy loable lo que hacen. Es un acto de gran belleza y humanidad enseñar, brindar herramientas sin mezquindad y sin recelos para aportar al mundo un talento que ha empezado a pulirse, y que seguirá en ello.

Los que no merecen ningún tipo de respeto, y que deberían buscar otra manera de lidiar con sus fantasmas, son aquellos que cual maltratador/a se aprovecha de la vulnerabilidad de una persona para satisfacer sus bajos instintos…

Porque sí, no hay nadie más vulnerable que un Actor en formación, es decir, que ese alumno que se pone de pie frente a sus compañeros y realiza sus primeros ejercicios actorales. A los Actores, y sobre todo aquellos que hacen sus primeros pininos como alumnos tenemos que tratarlos con guantes de seda, pues están emocionalmente desnudos y con el miedo a flor de piel por la expectación de su futuro actoral.

Todos llegan a sus primeras academias, cursos o talleres actorales con una pregunta que les ronda en su cabeza: «¿seré realmente bueno/a para esto?», ”¿tendré realmente talento o será sólo una ilusión?» Y no es justo que un/a desalmado/a herido/a, se crea en el derecho de responder a esas preguntas de manera frustrante. Claro, esto no significa ser endeble, y no enseñarles de la disciplina del Actor (ese es otro tema).

He conocido a muchos Actores Maltratados, unos como alumnos, otros ya como colegas. Y tengo muchos ejemplos de estos casos que he conocido a lo largo de todos los años que llevo dando clases de actuación. Les cuento uno.

«hay que aguantarse, el profe es el que sabe y si grita es porque quiere que uno aprenda». Por mucho que traté de explicarle lo mal que estaba esa situación – que a mi parecer proviene de esa «vieja escuela» originada justamente por falta de formación de estos «profesores», pues no me imagino a Stanislavski, o algún otro gran Maestro, gritando, insultando o minimizando a sus Actores en formación- no quiso o no puso entender.

Entonces me di cuenta que era difícil sacarlo de allí, pues como todo ser humano maltratado, su razonamiento es parecido al «me hiere porque me quiere», «me humilla para que aprenda».

Este Actor que les comento ya presentaba toda la sintomatología del Actor Maltratado: un Actor carente de herramientas, con pocas posibilidades de crear, y que para salvarlo, porque sí es posible hacerlo, requiere de un proceso terapéutico importante que le devuelva la confianza, que le haga abra los ojos para que reconozca de qué y de quién ha sido víctima y, por supuesto, que le devuelva la capacidad de creer en sí mismo.

Un profesor maltratador, necesita una víctima para dominar y crearle dependencia. Es la forma que buscan acariciar su ego, a través del miedo, pretendiendo imponer respeto de una manera muy grotesca, cruel y por supuesto, sin una gota de ética.

Como consecuencia tendremos a un Actor indeciso y con una autoestima muy baja, o peor aún, un Actor que el mundo jamás disfrutará, un Actor no nacido, pues abandonará su sueño, su carrera, su Don de por vida.

Y ni siquiera estoy entrando en un tema también muy grave. El del «respetable» profesor o profesora conocido y admirado por muchos, pero que busca siempre aprovecharse del desconocimiento, de la ambición y la necesidad de reconocimiento del incipiente actor o actriz que llega sus manos, convirtiéndose en una relación protagonizada por el colchón y no por el escenario.

Por supuesto, aquellos Actores que no lo aceptan, quedan traumados ante esta primera gran decepción. Y es que esta primera impresión, quizás no les permite pensar en lo deprimente que son estos profesores y profesoras que tienen que usar este tipo de manipulación para poder acostarse con alguien, sino que muchos terminan pensando que será el común denominador en sus carreras, por lo tanto, prefieren desistir de su sueño.

Cuando un profesor de Actuación te diga que «eres muy joven», «muy viejo», «muy flaco», «muy gordo», «no tienes el look»… O peor aún, que «no tienes talento», huye, corre de allí y salva tu Don, salva tu anhelo, salva tu sueño, ¡salva tu vida!

Este es un tipo de VIOLENCIA que no debes permitir. ¡JAMÁS!

Hay algunos síntomas que debes tomar en cuenta para saber si has sido, o estás siendo víctima de maltrato, es decir, si eres un Actor Maltratado. Si sientes que tu profesor:

1. Desvaloriza siempre lo que haces: los ejercicios actorales que realizas, las improvisaciones y escenas en clase.2. No sientes que te hace una crítica constructiva, sino que más bien realiza una burla de tu trabajo.

2. Te hace sentir que eres un Actor poco talentoso o poco valioso frente a tus compañeros (colegas)

3. Desvaloriza e ironiza tus inquietudes, tanto de forma pública como privada.

4. Te sientes poco valorado. Sientes que tu esfuerzo y dedicación frente a un reto actoral no ha valido la pena, o que nunca es suficiente.

5. No valora ni respeta tus propuestas en clase.

6. Te compara con otros alumnos o actores, o incluso hasta con él mismo.

7. Sientes que no puedes manifestar tu opinión por miedo a que se enfade, te grite o haga comentarios hirientes.

8. Sientes que sin este profesor en tu vida, no lograrás sobrevivir como actor/actriz.

9. Sientes que te ha manipulado o maltratado, pero te dice que es por tu bien, para formar tu carácter como actor/actriz.

10. Te amenaza o advierte que si lo contradices te expulsará del curso o de la agrupación.

Si te sientes o has sentido así, quiero decirte que estás a tiempo. Huye de ese maltrato. Sana ese trauma. Si bien te

esté ocurriendo ahora mismo, o te haya ocurrido hace años, déjame decirte y pedirte que te des cuenta que EL PROBLEMA LO TIENE ESE PROFESOR MALTRATADOR. ¡NO TÚ!

Aunque suene a frase trillada, realmente NADIE es quién para decirte que NO puedes.

Retoma tu camino, retoma tu sueño, respeta tu Don.

Recuerda que al final, el Maltratador es una persona controladora, con muy bajo nivel de autoestima y que por ello necesita «bajar» a los demás, para no sentirse en el foso. Que además de ser muy inseguro de sí mismo, tiene poca capacidad para gestionar su propias emociones y empatía. Que este hombre o esta mujer fue victima y por ello ahora es victimario. ¡Rompe tú con esa cadena!
Por último, les comparto una historia que escuché hace poco y que tiene un gran su texto aleccionador:
«Esta la historia de una niña que desde muy pequeña había descubierto su gran pasión que era bailar ballet. Con la ayuda de sus padres empezó a recibir clases. Practicaba y practicaba sin descanso, soñando que algún día llegaría su oportunidad.

Pasaron los años y se conviertió en una adolescente muy talentosa y entregada a su Arte. Un día leyó en el período que llegaría a su ciudad un importante director internacional que buscaba nuevos talentos para que formasen parte de su compañía.

Pensando que había llegado su gran oportunidad, consiguió audicionar para él. Cuando terminó le preguntó ansiosamente: «¿Cree que tengo talento para convertirme en una gran bailarina?». «En absoluto. No tienes talento para convertirte en una gran bailarina, y menos en una bailarina excepcional», le contestó este afamado director.

El sueño de esta chica se le cayó en pedazos. De regreso a su casa tiró las zapatillas en un cubo de basura. Los años pasaron. Olvidó su sueño. Se casó, tuvo dos hijos, consiguió trabajo en un supermercado… Y así «vivía». Undía, en el mismo periódico, ests chica

lee que el director que había ido años atrás a buscar nuevos talentos, volvería a la ciudad a dar una representación de ballet. Quiso ir a verlo. Consiguió una entrada y fue con su marido.

Ella vibró, lloró, se emocionó a ver a esas bailarinas bailnado de una manera tan magnífica. Y como conocía a uno de los empleados del Teatro, consiguió ir acercarse al director al terminar la función.

«Lo primero que quiero es decirle que me ha parecido mágico lo que he visto. Quería darle la enhorabuena y darle las gracias. Ud. no se acordará de mi, pero estuvo hace muchos años en esta ciudad buscando nuevos talentos…»
«Sí, si, claro que recuerdo haber estado aquí», le respondió él.

Ella continuó: «Yo baile delante de Ud.?

«Ah sí? ¿Y que pasó?», preguntó el director.

«Pues, que Ud. me dijo que no tenía talento y abandoné mi sueño»

A lo que el director respondió: «Eso se lo digo a todos»

Ella muy emotiva le replicó: «¿Qué se lo dice a todos?»

-«Si, a todos», respondió él.

Ya muy alterada ella, le confrontó: «Yo abandoné mi sueño porque creí lo que me dijo, y ahora me comenta que eso se lo dice a todos?»

El director le aclaró: «Naturalente señorita. La vida me ha demostrado que al final quienes alcanzan sus sueños son los que creen más en sí mismos, que en lo que otros creen de ellos«

Este post se lo dedico con mucho cariño a todos esos Actores y Actrices que sólo se atreven a subirse al escenario en la intimidad de su almohada.

Pd: (Profesores, Actores: masculino y femenino)

Redacción: Clairet Hernández

SILVIA SANABRIA

"Cuando iba a comenzar a grabar mi serie "Servir y Proteger", comencé a busca cosas de "El Método" y en esa busqueda de coach de actores, me encontré por casualidad a Clay..."

CARMELA LLORET:

"Clay hace un trabajo profundo del personaje y de la escena, te ayuda de manera práctica y concreta, definiendo los verbos de acción a cada momento, y te estimula a que ..."

ARLETTE TORRES

"Contar con la asesoría y entrenamiento de Clairet ha sido todo un plus para mi trabajo. Es una gran profesional; asertiva e intuitiva en sus indicaciones y sugerencias..."

COACHING ACTORAL

Para la preparación de tus escenas

Para preparación de tu casting

Para la creación de tu personaje

Más información

ENTRENAMIENTO

Más información

HISTORIAS DE MUJERES

Ciclo de vídeos de sobre Historias de Mujeres que han marcado un hito en la humanidad, contadas en Primera Persona.

Guion e interpretación: Clairet Hernández

Asumiendo la vida de Mary Shelley

Asumiendo la vida de Teresa Carreño

Asumiendo la vida de Luisa Cáceres de Arismendi

DEFINE TU ESCENA CON UNA FRASE

EL CORAZÓN DE UNA ESCENA

 

A cada uno de los momentos importantes de nuestra vida le podríamos poner un título que lo caracterice, lo defina, y que encierre la emoción que vivimos en él. Esto nos trae la mágica consecuencia de que al momento de evocar dicho título logramos sentir un corrientazo emocional, tanto de energías positivas como negativas. 

Hagamos juntos este ejemplo, de lo general a lo específico: ¿Qué título le pondrías al año 2020?. Pero no lo bautices desde la obviedad, sino desde tu emoción.

¿Emocionalmente qué significó ese año para ti?. Una vez que hayas respondido, entonces ahora busca un título que refleje tu respuesta. 

Ya verás que en el futuro cuando recuerdes el 2020, y a la vez recuerdes o digas el titulo elegido se desencadenará una respuesta emocional.

Ahora, de todo ese año 2020, trata de recordar el mes que haya sido para ti más trascendental. Bien sea porque fue el más difícil de sobrellevar o porque fue el mes donde sentiste algo muy positivo o estimulante. Ahora define ese mes con un título o frase.

¿Que sientes al hacer esto?

¿Qué te hace sentir el echo de ponerle un nombre a ese mes?

Y así podemos seguir haciéndolo con un semana, con un día especifico, con una conversación, etc.  

Esto lo debemos hacer con nuestra escena. pero como allí suceden cosas que no hemos o estamos viviendo, entonces ese título o frase lo buscamos de manera diferente, pero obteniendo el mismo resultado.

En todos los años que llevo como Actriz, y más aún, los años que llevo como profesora y coach de actuación, me he dado cuenta de la gran importancia de poner un título a los momentos, y sobre todo a las escenas. 

¿Por qué?

  • Porque esto te ubica emocionalmente en la escena.
  • Te hace recordar inmediatamente el objetivo de tu personaje en la escena y las acciones que debes llevar a cabo para alcanzarlo.
  • Te permite recordar intuitivamente tu mapa actoral (herramientas que utiliza en la ejecución actoral de la escena) sobre todo cuando hablamos de varias escenas.
  • Te ayuda a que aprendas el texto con fluidez y, por supuesto, orgánicamente
  • Y por último, pero no menos importante, colocar un título a la escena ayuda a conectarte rápidamente con la emoción circunstancial del personaje.

Por ello, siempre que termino de desglosar una escena que trabajo en con actor o actriz (bien sea en una sesión de coaching o cuando estoy dirigiendo) le pido que defina con una frase o título dicha escena. 

Lo más emocionante sucede cuando encuentra la más adecuada, «la que es», pues puede darse cuenta como todo queda redondo, es decir cómo todo lo trabajado queda perfectamente alineado en dicho título y viceversa.

¿Por qué?

Porque esa frase o título es nada más y nada menos que : El Corazón de La Escena

En resumen, hallarla te hace entender por qué y para qué  fue escrita esa escena., y obviamente, esto lo transforma todo.

 

¿Cómo encontramos esa frase o título idóneo que nos define la escena?

La formula mágica para conseguirlo es: DESGLOSE + INTUICIÓN. Es decir, seguir el proceso, del cual siempre les comento.

El desglose de escena es TRASCENDENTAL (lo coloco en mayúsculas) para los actores. Porque viene a ser como el escaner de la misma, la brújula hacia el camino correcto, es decir, es el mapa que nos lleva a descubrir el tesoro. 

Debemos desglosar para interpretar en concordancia, es decir, para realizar un eficaz análisis de texto, que vaya a tono con lo que quiere decir el escritor o guionista, con la historia que se busca contar a través de nuestros personajes. Hay actores que desean ser muy creativos, y hasta cierto punto es válido, pero si esa creatividad no está sustentada con un estudio adecuado de la escena, resulta un trabajo desconectado e inútil. 

El Desglose de Escena es una de las fases más encantadoras, sabrosas y de creación de los actores y directores.

Siempre es bueno recordar: las técnicas de Interpretación de texto son trascendentales para el trabajo actoral y directorial. Es lo que marca una gran diferencia.

Y por supuesto, el actor o actriz que se caracterice por realizar un desglose exhaustivo, y que finalice con el hallazgo del corazón de su escena o escenas, es un actor que llegará al set o al escenario con total conocimiento de la causa, que llevará propuestas totalmente válidas y aceptadas, y que además será totalmente maleable a las necesidades del Director o Directora, cosa que agradecerá grandemente, porque que entonces ese actor o actriz, SIEMPRE dejará una estela de respeto profesional por donde quiera que vaya.

  

SUMERGIDOS en la BÚSQUEDA

Nos toca comenzar a desglosar, desmenuzar nuestra escena para encontrar respuestas ante los miles de “Por qués” que se originan al leer la separata o la obra de teatro y así poder llevarla a escena imprimiéndole nuestro sentimiento personal como artistas, nuestro estilo, nuestra esencia. 

Todo esto debe hacerse procurando no intelectualizar nuestros razonamientos… podemos sentarnos miles de horas a hablar y crear teorías sobre cada momento, cada personaje, cada acción, pero esto es inútil, infértil, si realmente deseamos un resultado orgánico, pues la intelectualización de las ideas bloquea el proceso orgánico de crear y de “vivir la parte”.

Como comenté anteriormente, un Desglose de Escena bien realizado es nuestra gran herramienta para el trabajo orgánico y para el esclarecimiento de nuestra escena, nuestro texto, nuestro guión, nuestra separata.

Un Desglose de Escena bien realizado nos garantiza el esclarecimiento de:

 EL TEMA: Núcleo de donde todo parte. 

LOS PERSONAJES: Vehículo motor para el desarrollo del TEMA. Hay PERSONAJES PRINCIPALES y SECUNDARIOS (Básicamente, pero sabemos que se pueden dividir en más categorías técnicas)

Como actores del Método u orgánicos debemos construir SIEMPRE nuestro personaje, sea PRINCIPAL o SECUNDARIO con la misma pasión y entrega, es decir, debemos trabajar la biografía de este personaje y  si no está explícita, púes la crearemos nosotros

SUPEROBJETIVO: Motor principal de todo personaje.

LAS MOTIVACIONES: Racionalización mediante la cual el personaje justifica sus ambiciones.

LOS OBJETIVOS: Metas a corto plazo que se traza el personaje para la consecución de su SUPEROBJETIVO.

LAS ACCIONES: Deben se ACTIVAS, ya que están directamente relacionadas con lo que el personaje  desea lograr de otro, o hacerle a otro.

LOS MODIFICADORES: Situaciones y circunstancias que afectan a la manera de llevar a cabo las acciones.  

LAS ACTIVIDADES: El «Qué estoy haciendo»

Para terminar, me gustaría destacar que la frase o título que definirá tu escena, nunca va a estar errada, sino quizás le pueda faltar más exactitud o especificidad, pero debes comenzar a probar sin miedo este recurso que con mucho cariño te estoy brindando, y que me tomó años descubrir. Ten siempre presente que debe salir desde tus adentros luego de un estudio profundo de tu personaje y tu escena.  

 
Todo lo que te he comentado acá lo puedes ver en un Taller exclusivo y personalizado (individual) que doy vía online o de manera presencial si vives en Madrid.
 
Te invito, y te agradezco que cuando pruebes este maravilloso recurso actoral me escribas por acá o por contacto@clayhernandez.site y me cuentes sobre tu experiencia.

Te invito también a que leas mi post sobre «Los Aspectos Circuntanciales»

Si deseas una sesión de coaching para preparar un trabajo actoral, entra aquí

Clairet Hernández

ALGUNOS ACTORES Y ACTRICES CON QUIENES HE TRABAJADO

SILVIA SANABRIA

"Cuando iba a comenzar a grabar mi serie "Servir y Proteger", comencé a busca cosas de "El Método" y en esa busqueda de coach de actores, me encontré por casualidad a Clay..."

CARMELA LLORET:

"Clay hace un trabajo profundo del personaje y de la escena, te ayuda de manera práctica y concreta, definiendo los verbos de acción a cada momento, y te estimula a que ..."

ARLETTE TORRES

"Contar con la asesoría y entrenamiento de Clairet ha sido todo un plus para mi trabajo. Es una gran profesional; asertiva e intuitiva en sus indicaciones y sugerencias..."

Don`t copy text!