EL ACTOR MALTRATADO

Síndrome del Actor Maltratado

 

Una vez escuché un dicho que dice algo así (palabras más, palabras menos): «si no lo logras como actor, métete a profesor», como si «lograr ser actor» tenga que ver con lograr fama o fortuna, y como si para ser profesor de actuación no sea mucho más adecuado primero que nada ser actor/actriz.

Sin embargo, este refrán me hace reflexionar sobre el tema, cuando me topo (y me ha pasado muchas veces, lamentablemente) con un Actor Maltratado por ese ser que debería, además de instruirlo, impulsarlo, apoyarlo y contagiarle pasión por la actuación, brindarle las herramientas necesarias para crearle confianza y seguridad.

Profesores de actuación, como en todos los oficios o profesiones, hay de muchos tipos. Es decir, hay quienes dan su vida y brindan su pasión por enseñar y ayudar en la formación de un Actor, unos con más o menos talento, con más o menos don de enseñanza, con más o menos experiencia, con más o menos pedagogía o con más o menos background.

Hay quienes deciden dar clases por muchas razones: pasión, vocación, experimentación, etc. Algunos simplemente deciden que es una manera más estable de ganarse la vida dentro del arte actoral.Todos de una forma u otra merecen respeto, y sobre todo aplausos, ya que es muy loable lo que hacen. Es un acto de gran belleza y humanidad enseñar, brindar herramientas sin mezquindad y sin recelos para aportar al mundo un talento que ha empezado a pulirse, y que seguirá en ello.

Los que no merecen ningún tipo de respeto, y que deberían buscar otra manera de lidiar con sus fantasmas, son aquellos que cual maltratador/a se aprovecha de la vulnerabilidad de una persona para satisfacer sus bajos instintos…

Porque sí, no hay nadie más vulnerable que un Actor en formación, es decir, que ese alumno que se pone de pie frente a sus compañeros y realiza sus primeros ejercicios actorales. A los Actores, y sobre todo aquellos que hacen sus primeros pininos como alumnos tenemos que tratarlos con guantes de seda, pues están emocionalmente desnudos y con el miedo a flor de piel por la expectación de su futuro actoral.

Todos llegan a sus primeras academias, cursos o talleres actorales con una pregunta que les ronda en su cabeza: «¿seré realmente bueno/a para esto?», ”¿tendré realmente talento o será sólo una ilusión?» Y no es justo que un/a desalmado/a herido/a, se crea en el derecho de responder a esas preguntas de manera frustrante. Claro, esto no significa ser endeble, y no enseñarles de la disciplina del Actor (ese es otro tema).

He conocido a muchos Actores Maltratados, unos como alumnos, otros ya como colegas. Y tengo muchos ejemplos de estos casos que he conocido a lo largo de todos los años que llevo dando clases de actuación. Les cuento uno.

«hay que aguantarse, el profe es el que sabe y si grita es porque quiere que uno aprenda». Por mucho que traté de explicarle lo mal que estaba esa situación – que a mi parecer proviene de esa «vieja escuela» originada justamente por falta de formación de estos «profesores», pues no me imagino a Stanislavski, o algún otro gran Maestro, gritando, insultando o minimizando a sus Actores en formación- no quiso o no puso entender.

Entonces me di cuenta que era difícil sacarlo de allí, pues como todo ser humano maltratado, su razonamiento es parecido al «me hiere porque me quiere», «me humilla para que aprenda».

Este Actor que les comento ya presentaba toda la sintomatología del Actor Maltratado: un Actor carente de herramientas, con pocas posibilidades de crear, y que para salvarlo, porque sí es posible hacerlo, requiere de un proceso terapéutico importante que le devuelva la confianza, que le haga abra los ojos para que reconozca de qué y de quién ha sido víctima y, por supuesto, que le devuelva la capacidad de creer en sí mismo.

Un profesor maltratador, necesita una víctima para dominar y crearle dependencia. Es la forma que buscan acariciar su ego, a través del miedo, pretendiendo imponer respeto de una manera muy grotesca, cruel y por supuesto, sin una gota de ética.

Como consecuencia tendremos a un Actor indeciso y con una autoestima muy baja, o peor aún, un Actor que el mundo jamás disfrutará, un Actor no nacido, pues abandonará su sueño, su carrera, su Don de por vida.

Y ni siquiera estoy entrando en un tema también muy grave. El del «respetable» profesor o profesora conocido y admirado por muchos, pero que busca siempre aprovecharse del desconocimiento, de la ambición y la necesidad de reconocimiento del incipiente actor o actriz que llega sus manos, convirtiéndose en una relación protagonizada por el colchón y no por el escenario.

Por supuesto, aquellos Actores que no lo aceptan, quedan traumados ante esta primera gran decepción. Y es que esta primera impresión, quizás no les permite pensar en lo deprimente que son estos profesores y profesoras que tienen que usar este tipo de manipulación para poder acostarse con alguien, sino que muchos terminan pensando que será el común denominador en sus carreras, por lo tanto, prefieren desistir de su sueño.

Cuando un profesor de Actuación te diga que «eres muy joven», «muy viejo», «muy flaco», «muy gordo», «no tienes el look»… O peor aún, que «no tienes talento», huye, corre de allí y salva tu Don, salva tu anhelo, salva tu sueño, ¡salva tu vida!

Este es un tipo de VIOLENCIA que no debes permitir. ¡JAMÁS!

Hay algunos síntomas que debes tomar en cuenta para saber si has sido, o estás siendo víctima de maltrato, es decir, si eres un Actor Maltratado. Si sientes que tu profesor:

1. Desvaloriza siempre lo que haces: los ejercicios actorales que realizas, las improvisaciones y escenas en clase.2. No sientes que te hace una crítica constructiva, sino que más bien realiza una burla de tu trabajo.

2. Te hace sentir que eres un Actor poco talentoso o poco valioso frente a tus compañeros (colegas)

3. Desvaloriza e ironiza tus inquietudes, tanto de forma pública como privada.

4. Te sientes poco valorado. Sientes que tu esfuerzo y dedicación frente a un reto actoral no ha valido la pena, o que nunca es suficiente.

5. No valora ni respeta tus propuestas en clase.

6. Te compara con otros alumnos o actores, o incluso hasta con él mismo.

7. Sientes que no puedes manifestar tu opinión por miedo a que se enfade, te grite o haga comentarios hirientes.

8. Sientes que sin este profesor en tu vida, no lograrás sobrevivir como actor/actriz.

9. Sientes que te ha manipulado o maltratado, pero te dice que es por tu bien, para formar tu carácter como actor/actriz.

10. Te amenaza o advierte que si lo contradices te expulsará del curso o de la agrupación.

Si te sientes o has sentido así, quiero decirte que estás a tiempo. Huye de ese maltrato. Sana ese trauma. Si bien te

esté ocurriendo ahora mismo, o te haya ocurrido hace años, déjame decirte y pedirte que te des cuenta que EL PROBLEMA LO TIENE ESE PROFESOR MALTRATADOR. ¡NO TÚ!

Aunque suene a frase trillada, realmente NADIE es quién para decirte que NO puedes.

Retoma tu camino, retoma tu sueño, respeta tu Don.

Recuerda que al final, el Maltratador es una persona controladora, con muy bajo nivel de autoestima y que por ello necesita «bajar» a los demás, para no sentirse en el foso. Que además de ser muy inseguro de sí mismo, tiene poca capacidad para gestionar su propias emociones y empatía. Que este hombre o esta mujer fue victima y por ello ahora es victimario. ¡Rompe tú con esa cadena!

Por último, les comparto una historia que escuché hace poco y que tiene un gran su texto aleccionador:

«Esta la historia de una niña que desde muy pequeña había descubierto su gran pasión que era bailar ballet. Con la ayuda de sus padres empezó a recibir clases. Practicaba y practicaba sin descanso, soñando que algún día llegaría su oportunidad.

Pasaron los años y se conviertió en una adolescente muy talentosa y entregada a su Arte. Un día leyó en el período que llegaría a su ciudad un importante director internacional que buscaba nuevos talentos para que formasen parte de su compañía.

Pensando que había llegado su gran oportunidad, consiguió audicionar para él. Cuando terminó le preguntó ansiosamente: «¿Cree que tengo talento para convertirme en una gran bailarina?». «En absoluto. No tienes talento para convertirte en una gran bailarina, y menos en una bailarina excepcional», le contestó este afamado director.

El sueño de esta chica se le cayó en pedazos. De regreso a su casa tiró las zapatillas en un cubo de basura. Los años pasaron. Olvidó su sueño. Se casó, tuvo dos hijos, consiguió trabajo en un supermercado… Y así «vivía». Undía, en el mismo periódico, ests chica

lee que el director que había ido años atrás a buscar nuevos talentos, volvería a la ciudad a dar una representación de ballet. Quiso ir a verlo. Consiguió una entrada y fue con su marido.

Ella vibró, lloró, se emocionó a ver a esas bailarinas bailnado de una manera tan magnífica. Y como conocía a uno de los empleados del Teatro, consiguió ir acercarse al director al terminar la función.

«Lo primero que quiero es decirle que me ha parecido mágico lo que he visto. Quería darle la enhorabuena y darle las gracias. Ud. no se acordará de mi, pero estuvo hace muchos años en esta ciudad buscando nuevos talentos…»

«Sí, si, claro que recuerdo haber estado aquí», le respondió él.

Ella continuó: «Yo baile delante de Ud.?

«Ah sí? ¿Y que pasó?», preguntó el director.

«Pues, que Ud. me dijo que no tenía talento y abandoné mi sueño»

A lo que el director respondió: «Eso se lo digo a todos»

Ella muy emotiva le replicó: «¿Qué se lo dice a todos?»

-«Si, a todos», respondió él.

Ya muy alterada ella, le confrontó: «Yo abandoné mi sueño porque creí lo que me dijo, y ahora me comenta que eso se lo dice a todos?»

El director le aclaró: «Naturalente señorita. La vida me ha demostrado que al final quienes alcanzan sus sueños son los que creen más en sí mismos, que en lo que otros creen de ellos«

Este post se lo dedico con mucho cariño a todos esos Actores y Actrices que sólo se atreven a subirse al escenario en la intimidad de su almohada.

Pd: (Profesores, Actores: masculino y femenino)

Redacción: Clairet Hernández

SILVIA SANABRIA

"Cuando iba a comenzar a grabar mi serie "Servir y Proteger", comencé a busca cosas de "El Método" y en esa busqueda de coach de actores, me encontré por casualidad a Clay..."

CARMELA LLORET:

"Clay hace un trabajo profundo del personaje y de la escena, te ayuda de manera práctica y concreta, definiendo los verbos de acción a cada momento, y te estimula a que ..."

ARLETTE TORRES

"Contar con la asesoría y entrenamiento de Clairet ha sido todo un plus para mi trabajo. Es una gran profesional; asertiva e intuitiva en sus indicaciones y sugerencias..."

COACHING ACTORAL

Para la preparación de tus escenas

Para preparación de tu casting

Para la creación de tu personaje

Más información

ENTRENAMIENTO

Más información

Don`t copy text!